Periodo Orientalizante

El nacimiento de los príncipes y la invención de los oppida


El primer periodo corresponde a los siglos siglos VII y VI a.C. En esta etapa se construyen la mayor parte de los poblados fortificados (oppida), al tiempo que en su interior se sustituye progresivamente la cabaña circular hecha de barro y caña del periodo anterior, por la casa cuadrangular con zócalos de piedra y paredes de tapial y adobe, permitiendo una mejor ordenación urbanística. Es también en este periodo cuando aparecen los primeros espacios principescos como el edificio de Baños de la Muela en Cástulo. La figura del príncipe ibérico se realza socialmente como se ve en el túmulo de Hornos de Peal de Becerro donde fueron enterrados una pareja de príncipes. A partir de este momento los linajes aristocráticos comienzan a construir su poder agrupando a su alrededor a clientes que aceptan formar parte de su linaje, como se muestra en el túmulo de Cerrillo Blanco en Porcuna.

Fase 1 - Grifomaquia